Saltar al contenido principal Saltar al pie de página

Alquiler de casas de playa recupera niveles prepandemia

Precio promedio de alquiler para la temporada de verano para 2023 subió en más del 50% con respecto al 2022, mientras que los proyectos inmobiliarios avanzan.

Casasplaya


El mercado de alquiler y venta de casas de playa empieza tradicionalmente a calentar desde octubre y tras dos años de enfriamiento por la pandemia, todo indica que la temporada de verano 2023 tendrá la temperatura tan alta como antes de la pandemia dado que la oferta y la demanda en este segmento aumentó con respecto a 2022.

 

Muestra de ello es que, según la presidente del Sector Bienes Raíces del Gremio de Servicios de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Lucy Mier y Terán, los precios de alquiler de las casas de playa ya retomaron los niveles de 2019, considerando que ahora pueden ser ocupados al 100%.

 

“Es importante señalar que los proyectos (inmobiliarios y los que se ofrecen en alquiler) incluyen los servicios, las áreas comunes y deportivas, piscina, tópico, lo cual hace más atractiva la inversión al potencial del cliente”, precisa Mier y Terán.

 

La experta agrega que las perspectivas del sector en cuanto a crecimiento de oferta están al alza debido a que existe una demanda de casas de playa y de campo en el Perú que aún no se cubre. “Para 2023, se espera un incremento en la inversión, específicamente en terrenos para casas de campo y la continuación de la venta en el segmento de casas de playa. Las ventas vía digital se han convertido en el primer canal de promoción, si bien aún es necesaria la caseta de ventas como parte del proceso”, explica.

 

¿Cómo va la demanda para la próxima temporada?

Para la presidente del Sector Bienes Raíces del Gremio de Servicios de la CCL, para 2023, el mercado de alquiler de casas de playa crecerá 25% con respecto a 2022. Refiere que las reservas para alquileres de casas o departamentos ya se realizan desde este mes, tanto para la temporada como para la celebración del Año Nuevo.

 

Por su parte, el presidente de la Asociación Peruana de Agentes Inmobiliarios (ASPAI), Víctor Saldaña, señala que octubre es el mes donde las personas evalúan opciones para adquirir una vivienda de playa para la temporada del verano de 2023.

 

“Felizmente la pandemia se está superando en un porcentaje bastante alto y todo está volviendo a la normalidad y eso va a aportar a la dinámica del mercado de casas de playa que es bastante buena en el Perú”, explica.

 

Alquileres en cifras

A su vez, el gerente de Consultoría y de Investigación de Mercado de Colliers Internacional en Perú, Sandro Vidal, coincide en señalar que la demanda y oferta de alquileres de casas de playa para la temporada verano 2023 se está incrementando con respecto a la de 2022.

 

“Debemos recordar que en la temporada pasada (2022) los propietarios no habían puesto sus casas de playa en alquiler porque, debido a la pandemia, las estaban usando para trabajo remoto, además de las clases”, explica Vidal.

 

Agrega que, en base a estas condiciones, hay un aumento de demanda y de oferta que está produciendo “un fenómeno que le llama la atención”, que es el aumento de los precios de la renta pese a la coyuntura económica actual que se vive.

 

Cabe precisar que para alquilar casas de playa hay tres modalidades: renta por semana, por mes y por temporada. “Hasta octubre de 2022 estamos revisando que la renta por temporada está incrementando su precio promedio prácticamente en más del 50% con respecto a lo que vimos en verano del 2022; el alquiler por semana tiene un incremento en cerca del 30% y la mensual en 5%”, detalla Vidal.

 

La explicación que encuentra Sandro Vidal para “este fenómeno” es que el alquiler de casas de playa está asociado a actividades recreativas que forman parte de esta inversión o consumo como los que se está viendo en la proliferación de las actividades musicales como los conciertos, además del cambio de mentalidad de las personas. Es decir, después de dos años de restricciones por la pandemia, muchos consumidores no escatiman en invertir en entretenimiento y el aumento de la demanda por alquiler de casas de playa es una muestra más de ello.

 

Para Lucy Mier y Terán, del sector de Bienes Raíces de la CCL, la oferta varía para casas en renta con áreas que van desde los 115 hasta los 1.000 m².  Precisa que los arriendos mensuales tienen un rango entre los US$ 1.600 a US$ 8.000. Con respecto a departamentos, la oferta y demanda va en incremento y la renta mensual es de USS 2.500 en promedio y semanal de aproximadamente US$ 750, llegando a un precio máximo de US$ 1.200 en la playa Santa María.

 

En lo que respecta a precios de venta, el rango es muy amplio oscilando entre US$ 100.000 y USS 1´000.000, dependiendo de la exclusividad del condominio o proyecto de departamentos, ubicación, el tamaño del predio, las facilidades y el formato.

 

Tendencia estacional

De otro lado, Properati, la plataforma digital de bienes raíces, señala que la búsqueda para alquilar casas de playa para 2023 mantiene una tendencia estacional. Refiere que, desde agosto, las búsquedas por viviendas de este tipo se han incrementado en distritos como Ancón, Cerro Azul, Asia, San Bartolo y Punta Negra y los lugares que destacan son Asia y Punta Negra, que presentan un nivel similar o superior a septiembre en solo los primeros 15 días de octubre.

 

Vale precisar que cada zona atrae a un diferente público objetivo, en especial bajo el criterio de presupuesto. En ese sentido, los distritos más demandados para comprar son: Asia, San Bartolo y Punta Hermosa.

Fuente: Lacamara.pe