Saltar al contenido principal Saltar al pie de página

Amenities: Valor agregado en áreas comunes

amenidades1
Al momento de diseñar un producto inmobiliario residencial, uno de los principales aspectos que se deben considerar para ofrecer una propuesta de valor son los amenities, pues son espacios comunes que ayudan a satisfacer las necesidades recreativas de los residentes y mejoran su calidad de vida.

Además, en los últimos años la vivienda ha disminuido su metraje, por lo que los desarrolladores inmobiliarios buscan compensar la falta de espacio a través de áreas comunes innovadoras.

De acuerdo con Isaías Moreno, Market Research de 4S Real Estate, los amenities deben ser una extensión del estilo de vida de los residentes e ir acorde a la propuesta de valor del proyecto. “El mejor desarrollo no tiene más amenidades, sino las adecuadas a su mercado meta”.

Los amenities por lo general son el resultado de diversos ejercicios etnográficos y respuesta a peticiones concretas que surgen en el estudio de la demanda. Asimismo, son un reflejo de la propuesta de valor del edificio, de su branding, su imagen y del estilo de vida de su mercado meta. 

Aunque los amenities cuentan con mayor flexibilidad para adaptarse a las necesidades de ciertos perfiles de compradores potenciales, el concepto debe verse reflejado en todos los niveles de producto, desde funcionalidades, distribuciones, hasta diseño. Cabe resaltar que un mal diseño de producto nuclear, jamás será compensado por un buen diseño de amenidades.

Sin embargo, los amenities marcan una clara diferencia entre desarrollos de alto nivel y competidores de menor escala o autogestivos, ya que estos suelen tener menor margen de maniobra para ofrecerlos; y aunque el usuario final no utilice las amenidades con la frecuencia esperada, sigue esperando que su vivienda cuente con ciertas áreas comunes que a sus ojos garantizan el crecimiento de la plusvalía de su unidad y otorgan el estilo de vida deseado.
 

 

Fuente: 4s Real Estate