Saltar al contenido principal Saltar al pie de página

Inversión Inmobiliaria y Reindustrialización

129321003_hero

La pandemia y la invasión de Ucrania han acelerado el objetivo de las economías europeas de lograr una mayor autonomía en sus procesos de producción y de suministros. La dependencia energética, de materias primas esenciales y de tecnología punta aboca, desgraciadamente, a la asunción de riesgos de ruptura en las cadenas de suministros y a una elevada inflación estructural.

La reacción de la Unión Europea a ese respecto se centra en la aportación de fondos para facilitar la reindustrialización en sectores clave de las economías de sus miembros, como los 43 mil millones de euros de fondos destinados al desarrollo de una industria propia de fabricación de microchips.

La pérdida media de un 5% del peso del sector industrial en el PIB de las economías europeas en los últimos 25 años no se va a acortar de la noche a la mañana. Pero es necesario comenzar a definir y financiar estrategias de desarrollo de nuevos sectores industriales y tecnológicos clave que permitan competir en la economía del futuro.

En este sentido, el sector inmobiliario debe convertirse en un factor estratégico adicional para facilitar la expansión y la implantación de empresas.

Una de las principales barreras a la implantación de empresas y al desarrollo de infraestructuras críticas es la disponibilidad de potencia eléctrica a un coste competitivo. Actualmente, sectores estratégicos tienen una fuerte dependencia de los plazos y decisiones de empresas suministradoras, que dilatan enormemente el desarrollo de infraestructuras y lastran la inversión en instalaciones productivas.  Consideramos imprescindible una mayor involucración de las administraciones públicas para acortar significativamente estos plazos sobre todo en sectores que se definan fundamentales para nuestra economía y la nueva economía, por ejemplo, aquellos relacionados con el desarrollo de industrias ligadas al hidrógeno, la fabricación de baterías y los centros de datos.

En estos días en los que tanto se habla de la dependencia energética, posibilitar un coste razonable de producción de energía debería ser un objetivo complementario con la sostenibilidad y la descarbonización, pero también prioritario frente a dichos objetivos. No parece lógico plantear un futuro idílico y sostenible en todo menos en nuestra dependencia industrial y energética de terceros.

Para afrontar estos retos, partimos de la realidad de un sector inmobiliario industrial que no está adaptado a las nuevas circunstancias. La obligación de tramitar Modificaciones Puntuales de Planes Parciales, con todo el coste, tiempo e incertidumbre que conlleva, para adaptar antiguos desarrollos urbanísticos a las demandas actuales, impiden la implantación de estas industrias. Debería buscarse fórmulas que permitan un trámite más ágil cuando no se pretende aumentar ni el aprovechamiento lucrativo ni la superficie neta privativa, ni modificar las infraestructuras estructurales dentro de un sector. Tampoco es lógico que normas urbanísticas redactadas en los años 90 hablando de Almacenaje y Distribución no se interpreten ahora como parcelas aptas para Logística. O que el hecho de no figurar el uso para Data Centers (cuando era imposible que se previera explícitamente en Planes redactados hace más de 10 años) haga inviable su implantación. Tardar años en readaptar el urbanismo a las necesidades de las industrias punteras significará que éstas busquen ubicaciones alternativas en otros países.

En el último año, desde Colliers hemos asesorado de forma creciente en operaciones de implantación y reubicación de industrias estratégicas ligadas a la sostenibilidad. En todos los casos ha sido clave la flexibilidad en la adaptación del suelo y las infraestructuras a dichas industrias.

Ese es el camino para no perder el tren de la reindustrialización que necesita España. 

 

Linkedin_logistics_2021


Related Experts

Oriol Gual

I&L | National Director

Barcelona

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y con un MBA por ESADE, mi carrera se ha centrado en el Desarrollo de Negocio, en la Gestión de proyectos básicamente en el sectro inmobiliario y en la Gestión de equipos. Principalmente en Commercial Real Estate y en puesta en valor de suelos.

Mi flexibilidad y enfoque comercial me han permitido especializarme en la puesta en marcha de nuevos negocios así como en el desarrollo de nuevas oportunidades. Con mi conocimiento de idiomas, mi empatía y me capaciodad de trabajo en equipo, he sido capaz de desarrollar una carrera en entornos internacionales así como asumir responsabilidad en las negociaciones.

Ver experto