Los cambios realizados en los edificios y espacios de trabajo, después de todo, reflejan el estilo de vida del equipo que ocupa ese espacio. A medida que los usos, hábitos y necesidades cambian, los edificios siguen la misma tendencia y evolucionan para adaptarse.

En las áreas híbridas, la innovación en la funcionalidad del conjunto de uso mixto (industrial, oficinas y logístico) puede generar una reducción de costos de entre el 10% al 20% para la empresa.

Las técnicas de construcción requieren una mayor flexibilidad para permitir una futura expansión, y ser más específicos en la elección del material utilizado en la obra.

"Los almacenes de alta tecnología con el concepto de micro-logística que cuentan con menos cargas pesadas y un volúmen más bajo de alto valor agregado, son ahora una tendencia en la industria; lo que resulta en una especie de híbrido entre la logística y las funciones corporativas" dice el arquitecto Flavio Galvao, ( AD Arquitetura, São Paulo).

"Cuando la operación se distribuye en unidades remotas, hay aumentos de los costos", concluye el arquitecto, quien ha realizado numerosas obras con este perfil de construcción en Brasil.

Las fachadas de las bodegas y centros logísticos son ahora similares a los edificios de oficinas. "Hasta gimnasios operan dentro de estos almacenes de alta tecnología en Río de Janeiro" según Flavio, que también hace referencia al caso de una multinacional para la que construyó naves de alta tecnología, donde se concentran construcciones de industria y logística en Cabo de Santo Agostinho (Pernambuco, Brasil).