Blog Perú

Oficinas en Perú

Av. San Borja Norte 793
San Borja, Lima - Perú

Tel: +511 224 0804 

CONSULTORÍA Y SOLUCIONES CORPORATIVAS

Av. Manuel Olguín 501
Oficina 502, Edificio Macros
Surco, Lima - Perú

Tel: +511 399 3348

REMS

Av. Manuel Olguín 375
Oficina 101, Edificio Qubo
Surco, Lima - Perú

Tel: +511 443 4343 

REGIÓN NORTE

Los Sauces 770
Oficina 602, Urb. Santa Victoria
Chiclayo, Lambayeque - Perú

Tel: +51 987 146 816

Conozca más de Perú y de su atractivo hacia las inversiones

A pesar de las complicaciones en el panorama inmobiliario durante el 2014, el mercado peruano continúa mostrándose atractivo para las inversiones. El crecimiento de la oferta en los últimos años en segmentos como el corporativo (oficinas), comercial, residencial e industrial, son muestra de ello.

Si bien en el 2014, por factores externos e internos, el consumo se vio disminuido, las condiciones básicas para las inversiones se mantienen. Se debe considerar por ejemplo:

  • La baja penetración del retail moderno en nuestro medio. La apertura al comercio moderno en las distintas ciudades del interior del país es un factor dinamizador de la economía en esos puntos, además de ser el reflejo del poder de adquisición que se ha logrado y ser también generador de nuevas experiencias. El comercio moderno llega en diferentes formatos y en los últimos años el lanzamiento de nuevos proyectos ha sido continuo, tanto en Lima como en otras ciudades. Entre los formatos comerciales que serán desarrollados con mayor interés se encuentra el Strip Center.
  • La demanda por vivienda en nuestro mercado es incremental. Si bien la colocación o venta de unidades de vivienda en el 2014 fue bajo en comparación a otros periodos, la demanda sigue aumentando. El boom inmobiliario que atravesamos trajo su contraparte: aumento de precios de terrenos, aumento de precios del producto final (casas, departamentos), falta de mayor supervisión por parte de las autoridades competentes, entre otros. Actualmente las condiciones de acceso al crédito es el principal factor que afecta el dinamismo del sector, sumado a la cautela que se percibe en cuanto a futuros endeudamientos. Hay que indicar que el manejo que las entidades financieras hacen respecto al otorgamiento de créditos nos mantienen alejadas del fantasma de la “burbuja”, pero se espera que se tomen medidas que dinamicen el mercado residencial, el leasing inmobiliario es una de estas medidas, que ha causado gran expectativa. Entre los años 2010 y 2014 la demanda efectiva por viviendas ha crecido a un ritmo promedio de 8% anual, siendo las viviendas con un costo entre los US$ 20,000 y US$ 100,000 los más demandados.
  • El bono demográfico. O dividendo demográfico es una condición por la cual pasan los países solo una vez en su historia y por lo tanto no se repite. La edad promedio de la población peruana es de 27 años, el punto máximo del bono demográfico en Perú se dará el año 2030, trayendo condiciones particularmente favorables para el crecimiento. Durante la vigencia del ciclo del bono demográfico, se genera un salto en el PBI de aproximadamente 1.5% - 2%, así como en la calidad de vida de las poblaciones. En Perú, la demografía es similar a la de USA en los años 50’ (“Baby Boomers”), con familias jóvenes en formación, que demandan calidad de vida (consumo interno por bienes y servicios) se requieren más oferta comercial, de vivienda, entretenimiento, educación, servicios de salud, etc. Dos hechos importantes que impactan en el crecimiento de una economía: (i) incremento de gente a la línea de producción y consumo vía crecimiento de la PEA y (ii) el incremento en la productividad individual. Los 2 vienen sucediendo en Perú.

El crecimiento sostenido de la economía y la estabilidad jurídica son el marco general en el que se desarrollan los negocios en nuestro medio, las posibilidades de expansión en los diferentes sectores inmobiliarios están presente y con una demanda identificada. Las estructuras legales y financieras: como el crédito hipotecario sobre el “bien futuro” y el “derecho de superficie” contribuyen a bajar el riesgo de los emprendimientos, así como las necesidades de capital, favoreciendo la rentabilidad.

Peru