Con una fuerte actividad económica y excelente diversificación, se atraen continuamente nuevas inversiones al estado. Puebla es una ventana importante que conecta al centro de negocios del país, el Distrito Federal, con el Sur y Sureste de México; ejerciendo una fuerte influencia sobre los estados de Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca e Hidalgo.

Uno de los mayores sucesos, y que convirtió a la Puebla en dicho polo industrial, fue la construcción e instalación de la planta de VW México hace ya 30 años, lo que ha sentó las bases para configurar la escena contemporanea: un cluster cuyo centro es la industria automotriz, y que ha logrado su desarrollo a través de doce corredores industriales distribuidos a lo largo de la periferia de la ciudad y cercanos a la autopista México-Orizaba.

Algunas de las principales industrias que han tenido auge en la ciudad han sido, en primera, las autopartes y sus proveedores, seguida por las textileras, maquiladoras, empresas de confección, cementeras y sus similares, múltiples instituciones de educación superior, call-centers y aseguradoras y afianzadoras, así como diversas instituciones financieras, que ven en Puebla un punto estratégico donde colocar sus operaciones, y un entorno amigable para los negocios y la industria gracias al desarrollo del mencionado cluster automotiz.

La más reciente adición al catálogo de empresas internacionales existentes en el estado se dio con el anuncio y posterior comienzo de la construcción de la nueva planta productora de Audi, que estará ubicada en el municipio de San José Chiapa, a unos 65 km de la capital del estado, y que representa una inversión inicial de 1300 mdd, además del desarrollo que representará para la región y sus habitantes.

Por otra parte, en los últimos años, y bajo la dirección de las recientes administraciones, el estado en general, y la capital en específico, han recibido importantes estímulos para el desarrollo de una industria turística importante, demostrándose con la llegada de diversas cadenas, marcas y desarrolladores hoteleros como Marriot, Presidente y Fiesta Inn; incluso en los recientes meses (octubre/noviembre) Hilton y Staybridge anunciaron y colocaron las primeras piedras de sus complejos hoteleros.

Así, la ciudad de Puebla se coloca como uno de los destinos más atractivos para la inversión tanto en industria como en servicios en todo México, ya sea por su localización estratégica, su consolidado entorno para los negocios, o por su increíble potencial de desarrollo.