En un panorama económico complejo y cambiante, con continuos descensos de rentas, bajos niveles de demanda, escasa actividad por parte de los inversores nacionales e internacionales e importantes restricciones de financiación, Colliers International definió la estrategia para la comercialización y culminó con éxito la venta de un inmueble de oficinas propiedad del fondo alemán Pramerica ubicado en Las Rozas, Madrid.

Colliers proporcionó un asesoramiento global para la desinversión ordenada y eficiente del activo inmobiliario. En función de las características del inmueble y considerando la coyuntura actual en los distintos mercados, se determinó el escenario más realista de venta del activo y quienes serían los potenciales inversores finales. Para ello confeccionó, planificó y coordinó minuciosamente el proceso de búsqueda de inversor, implementando un proceso flexible, ágil y transparente, encaminado a generar interés sobre el activo.

Las características del activo, el volumen de inversión y la coyuntura actual de los distintos mercados inmobiliarios condicionaron su posicionamiento, centrándonos en inversores de fondos propios, banca privada a nivel europeo y family offices.

Finalmente, el activo fue adquirido por un inversor privado internacional a través de un banco de inversión.