El mercado industrial/logístico español se ha visto profundamente afectado por la crisis económica y financiera que sufre el país desde el año 2008. El volumen de inversión y el número de transacciones se ha reducido drásticamente. A pesar de estas circunstancias adversas, Colliers International España vendió en el año 2011 una nave logística propiedad de Gazeley, líder en el desarrollo de espacios para la distribución sostenibles. El activo está ubicado en el Polígono Industrial Dehesa de la Plata, en Ontígola, Toledo. La venta se encuadra dentro del proceso natural de la política de Gazeley, que diseña centros logísticos a medida de las necesidades del cliente para, en un primer momento, alquilar las instalaciones a un inquilino de reconocida solvencia y, posteriormente, venderlas a un inversor.

El activo cuenta con una superficie construida de más de 55.000 m², donde se alzan dos naves logísticas, construidas bajo los más altos estándares de calidad, sobre dos parcelas con una superficie conjunta de 81.431 m².Las naves se encuentran alquiladas a la empresa Ceva Logistics con un contrato de larga duración.

El fondo de inversión alemán GLL Real Estate Partners adquirió las naves en septiembre de 2011.