Pese a los avances en tecnología e inteligencia artificial, el último informe de Colliers revela que más del 62% de las empresas del sector TMT (Technology, Media and Telecoms) pretenden aumentar su número de empleados como estrategia de crecimiento, lo que muestra que el factor humano sigue teniendo un papel crítico en el desarrollo de negocio de estas compañías.

 

El informe, elaborado por la consultora inmobiliaria Colliers International y basado en entrevistas en profundidad con directivos de empresas del sector, muestra que sólo el 12,5% de las compañías consultadas tienen previsiones de reducción de plantillas.

 

Para la mayoría de los entrevistados, la tecnología (especialmente la relativa a la introducción de sistemas en nube) aporta grandes mejoras en eficiencia. Aun así, sorprendentemente, la tecnología se considera uno de los recursos estratégicos menos importantes en todas las empresas incluidas en el estudio salvo una.

 

Montse Conde, directora de Research y Consultoría de Colliers en España, comenta: “En los últimos años se ha producido un aumento muy importante del número de empleados en el sector TMT tanto en Europa como en EE.UU. Desde el año 2000 el incremento de empleo en los sectores de servicios profesionales, científico y tecnológico ha sido del 50% en Europa y del 31% en EE.UU., muy por encima de la media de crecimiento en el resto de sectores, que se sitúa en el 9% para ambas regiones. Esperamos que este crecimiento continúe a la par que aumenta la importancia de la tecnología en nuestras economías. El estudio también remarca la relevancia del ámbito inmobiliario para el sector, al haberse convertido los lugares de trabajo en un factor clave para colocar a las personas en el centro de las decisiones que se toman.”

 

Para satisfacer su búsqueda de talento, mejorar el servicio al cliente y aumentar la eficiencia en términos de costes, todas las empresas TMT consultadas contemplan el off-shoring o near-shoring como una parte crítica de la estrategia de negocio. India y Europa Oriental se consideran las localizaciones más favorables.

 

Existe consenso entre las compañías consultadas que indica que el personal es el recurso estratégico de mayor relevancia, necesario para generar crecimiento de negocio en los próximos años. Sin capacidad de llegada a focos de talento tecnológico, el negocio no podría crecer al ritmo deseado. Con el descenso sostenido de las tasas de desempleo tanto en Europa como en EE.UU., para muchos el crecimiento del número de empleados empieza a ser un reto.

 

 

Además de los recursos humanos, el ámbito inmobiliario se percibe como un factor de cada vez mayor relevancia. Ofrecer un entorno de trabajo atractivo y eficiente es fundamental a la hora de atraer y retener talento. Más concretamente, la utilización de mejores sistemas de gestión de edificios se considera un paso importante en la utilización de espacios. El informe muestra que la adopción de nuevas formas de trabajo ha permitido a un tercio de las empresas consultadas optimizar sus portfolios inmobiliarios, lo que reduce los costes y favorece mejoras en los resultados.

 

Damian Harrington, responsable de Research de Colliers EMEA y co-autor del informe añade: “Cuando se les pregunta sobre factores políticos y macro-económicos que puedan afectar a sus negocios, el 70% de las empresas apuntan al Brexit como un riesgo claro, señalando el impacto económico, la volatilidad en los mercados de divisas y la restricción de las migraciones con la consiguiente limitación para acceder al talento como como las principales complicaciones asociadas. Al mismo tiempo, cabe señalar que muy pocas empresas mostraban preocupación por el resultado de las elecciones en EE.UU. Creemos que esta percepción ha variado en los últimos tiempos, aunque dependerá en gran medida de si finalmente Trump se muestra más moderado o más proteccionista.”

 

Guy Douetil, Managing Director, EMEA Corporate Solutions, apunta: “La política norteamericana de visados para empleados del sector tecnológico se encuentra amenazada, por lo que las empresas con sede en EE.UU. tendrán que pelear para defender las visas con permiso H-1B. En un país con pleno empleo, la expansión del sector TMT es complicada por la falta de talento en el mercado laboral. Sin embargo, esto podría resultar positivo para el sector en Europa si EE.UU. no logra manejar con éxito la situación, lo cual añade un nuevo factor a la guerra por el talento a partir de 2017.”