Desde 2014 se percibe una tendencia que ha ido tomando fuerza entre los inversionistas latinoamericanos: Invertir en inmuebles en Estados Unidos. La estabilidad y crecimiento que presenta la economía norteamericana, versus las menores perspectivas de crecimiento de economías emergentes, así como la fortaleza del dólar y la necesidad de diversificar el portafolio inmobiliario, hacen que sea conveniente invertir en el mercado estadounidense.



“El mercado inmobiliario de Estados Unidos ha presentado un alza sostenida durante los últimos cinco años, apreciándose un aumento en la plusvalía de los inmuebles, con precios que retomaron los valores previos a la crisis de hipotecas subprime de 2008, pero donde aún es posible encontrar buenas oportunidades, especialmente si consideramos que luego de este peak, los precios se han estabilizado y se proyecta que la tendencia seguirá este rumbo. Todo esto convierte a EEUU en una opción confiable para quienes buscan resguardar su capital y aumentar su patrimonio”, explica Jaime Ugarte, Managing Director de Colliers International Chile.



 La preferencia entre los inversionistas latinoamericanos es comprar departamentos de uno y dos dormitorios para rentas  reales anuales entre un  4 y 5%. El interés por invertir también se ha expandido al área de oficinas y grandes proyectos inmobiliarios. El área que concentra mayormente el interés es el sur de Florida, en sectores como Miami Beach, Key Biscayne y Fort Lauderdale, donde las propiedades se han valorizado considerablemente y se ofrece un amplio abanico de ofertas de departamentos que van desde los US$300,000 a US$2,5 millones.

La Florida es uno de los estados más económicos de Norteamérica, además de contar con un buen clima y servicios turísticos de alta calidad, lo que hacen que sea más atractivo como destino de segunda vivienda o para comprar y obtener una ganancia a través del arriendo.



Las condiciones de financiamiento que ofrece Estados Unidos facilitan la inversión inmobiliaria. La posibilidad de acceder a créditos hipotecarios existe y es posible para los inversionistas extranjeros si se puede comprobar solvencia y antecedentes comerciales impecables. Esto, sumado a las históricamente bajas tasas de interés que se ofrecen actualmente, hace más tentadora aún la posibilidad de invertir en este país.